lunes, 22 de enero de 2018

La fragmentación del hábitat es una amenaza mayor para el gato montés güiña de Chile que la persecución de los humanos

Investigación de conservacionistas en la Universidad de Kent ha encontrado que la fragmentación del hábitat, y la subdivisión de granjas grandes en pequeñas, son las mayores amenazas que enfrenta el gato montés güiña en Chile.

Este gato que vive en el bosque es sorprendentemente tolerante a la deforestación y la matanza directa de personas, ya que la represalia por la pérdida de ganado (aves de corral) no es común, según los hallazgos publicados hoy en el Journal of Applied Ecology.



La güiña ha estado en declive por muchos años, con una población estimada en menos de 10,000 individuos, y ha sido incluida como Vulnerable en la Lista Roja de la UICN desde 1996.

La güiña tiene una reputación de atacar el ganado y, por lo tanto, es percibida negativamente por los habitantes de las zonas rurales de la región. Como resultado, se asumió que una gran amenaza para el futuro de la güiña era la persecución humana, junto con la agricultura extensiva y la tala que ha reducido su hábitat en casi un 70% desde 1970.

Sin embargo, a través de una serie de cuestionarios, datos de captura de cámara e imágenes de sensores remotos, los investigadores, dirigidos por Nicolás Gálvez que estudia en el Instituto Durrell de Conservación y Ecología (DICE), encontraron que la güiña es notablemente adaptable a la pérdida de bosques.

En particular, el equipo descubrió que las áreas agrícolas grandes e intensivas son en realidad las más adecuadas para la güiña y no deben descartarse como hábitats de mala calidad. Esto se debe a que a menudo hay áreas no cultivadas que brindan refugio, recursos alimenticios y condiciones adecuadas para criar jóvenes.

El Dr. Nicolás Gálvez, ahora profesor de la Pontificia Universidad Católica de Chile, comentó: "La subdivisión y la fragmentación de la tierra tienen un impacto mucho mayor en la supervivencia de la güiña. Esto se debe a que existe un mayor riesgo de interacción humana y persecución en áreas donde hay más granjas, una mayor presión sobre los recursos naturales a través de una mayor extracción de madera y pastoreo de ganado, e incluso la competencia por alimentos de animales domésticos mantenidos como mascotas ".


La profesora Zoe Davies, de DICE en Kent, dijo: "Notablemente, aunque el riesgo de que una güiña sea asesinada por un ser humano es mayor en las zonas agrícolas más densamente pobladas, nuestros cuestionarios indican que solo el 10% de los habitantes rurales han matado a un güiña en la última década. Esto sugiere que la persecución es una amenaza mucho menor para su supervivencia que la subdivisión de granjas ".


Como resultado de esto, los investigadores sugirieron que los agricultores con grandes propiedades son actores clave en la conservación de esta especie y deben estar en el centro de cualquier intervención de conservación que tenga como objetivo proteger las tierras existentes donde se encuentra usualmente la güiña.

Los hallazgos también resaltan un marco que se puede usar para unir espacialmente datos sociales y ecológicos que podrían ayudar con los esfuerzos de conservación de otros carnívoros de tamaño pequeño a mediano similares en otras partes del mundo. El marco proporciona una comprensión más clara de cómo la pérdida de hábitat, la fragmentación de la tierra y las interacciones humanas afectan la supervivencia de las especies.

Otras instituciones académicas involucradas en la investigación fueron: la Pontificia Universidad Católica de Chile y el Centro de Desarrollo Local (CEDEL-UC) de la Universidad de Melbourne, la Universidad de Bangor, el Centro Helmholtz de Investigación Ambiental en Alemania y la Unidad de Investigación de Conservación de la Vida Silvestre. (wildCRU) en la Universidad de Oxford.

El mercado subestima el enorme consumo de energía de la industria minera del oro

Si bien la industria de extracción de oro informa que la energía representa solo el 15-20% de los costos totales de producción, la cantidad total consumida por la industria es mucho más alta. El mercado subestima la cantidad de energía consumida por la industria de extracción de oro debido a la forma en que se enumera en sus estados financieros. Por lo tanto, se necesita mucha más energía para producir oro de lo que el mercado se da cuenta.



Uno de los muchos aspectos únicos del Cat 797 son sus cubierta: con más de 4 metros de altura y un peso superior a 5 toneladas, cada neumático Michelin o Bridgestone 59 / 80R63 XDR cuesta $ 42,500, cada camión utiliza 6.
Contiene casi 900 Kgs de acero, suficiente para construir dos autos pequeños y goma suficiente para fabricar 600 cubiertas

Fuente: SRSrocco Report
Fecha: 22 enero 2018

Debido al complejo sistema de cadena de suministro del que dependemos, la mayor parte de la energía que se consume en la producción de bienes, servicios, materiales, metales y productos básicos está oculta a la vista. Por ejemplo, una compañía minera de oro enumerará los "Costos de los neumáticos" en sus informes financieros y de sostenibilidad. Sin embargo, aunque el costo de un neumático se incluye como costo de material, la mayor parte del costo de producción de un neumático proviene de la quema de energía ... en todas las formas y en todas las etapas.

Por ejemplo, Barrick Gold consumió casi 25,000 toneladas de ruedas en 2013 en sus operaciones mineras. Según la Rubber Manufacturing Association, se necesitan aproximadamente 7 galones de petróleo para producir un neumático estándar.  

Si la Rubber Manufacturing Association dice que se necesitan 7 galones de petróleo para fabricar una rueda estándar, y este artículo afirma que la llanta de 13 pies de altura utilizada por la camioneta Caterpillar 797 contiene suficiente goma para fabricar 600 cubiertas, entonces se necesitan 4,200 galones de petróleo para hacer uno de estos neumáticos gigantes. Si tomamos una estimación más conservadora de un neumático de camión minero más pequeño, es probable que consuma al menos 2.000 galones o petróleo, o casi 50 barriles de petróleo.

Además, Barrick consumió 25,000 toneladas  de cubiertas en 2013. ¿Cuántos neumáticos grandes de minería usó Barrick en sus operaciones mineras en 2013? Bueno, si utilizamos una rueda para minería más estándar llamada Bridgestone tamaño 40.0057, que mide  4 metros de altura y un peso superior a 5 toneladas. Por lo tanto, Barrick consumió casi 6.000 de estos neumáticos en 2013 (estoy utilizando datos de 2013 porque Barrick dejó de incluir su uso de neumáticos en informes de sostenibilidad posteriores).

De todos modos, Barrick enumera sus costos de neumáticos como un costo material. Sin embargo, si nos tomamos el tiempo y diseccionamos toda la cadena de fabricación y suministro de neumáticos para camiones de acarreo, veremos que la energía fue el costo abrumador en la fabricación de uno de estos neumáticos para camiones de gran capacidad. A pesar de que se necesitan más de 50 barriles de petróleo para fabricar uno de estos neumáticos grandes, esto no incluye el acero, otros materiales, la electricidad y la mano de obra utilizada en su producción. Debemos recordar que todos los materiales que se usaron para fabricar un neumático de camión de gran tamaño fueron el resultado de una enorme cantidad de energía en toda la cadena de fabricación y suministro.


Costos de producción de Goldcorp: subestimación del consumo de energía en su informe.

Goldcorp, la cuarta mayor compañía minera de oro del mundo, publicó un desglose de sus costos de producción para 2018. Según su presentación de enero de 2018, el trabajo (incluidos los contratistas) fue el mayor costo con 46%, seguido de los bienes fungibles (15%), energía (14%), piezas de mantenimiento (9%), costos del sitio (5%), explosivos (3%), llantas (2%) y otros costos adicionales (6%):




Goldcorp declaró que sus costos laborales eran del 27% y los contratistas el 19%, para un total del 46%. Goldcorp también redujo sus costos de energía al 7% para combustible y al 7% para energía (costos de generación eléctrica). Aunque la energía es solo el 14% de los costos totales de producción de Goldcorp, la mayoría de los otros artículos enumerados obtuvieron  su valor por consumir energía en todo su sistema de fabricación y cadena de suministro.

Permítanme darles otro ejemplo, Goldcorp consumió casi 500,000 toneladas métricas (mt) de cal en 2016. Según la EPA de EE. UU., La energía era el 31% del costo del material para producir cal:




Además, los productores de cal gastan entre 3 y 4 veces más en materiales que en mano de obra. Si nos tomamos el tiempo y examinamos todos los materiales adicionales que se consumen en la producción de cal, descubrimos que ENERGÍA es el costo principal en su extracción, producción y transporte a la planta de producción de cal. Por lo tanto, incluso los productores de cal subestiman el consumo total de energía en la producción de cal porque lo enumeran en su "costo material".

Si miramos la tabla de desglose de costos de producción de Goldcorp, los consumibles, piezas de mantenimiento, costos del sitio, explosivos, ruedas y otros costos recibieron su valor o precio de mercado por la quema de energía en todas sus formas y en todas las etapas del proceso. Desafortunadamente, no vemos eso porque la energía no se considera ya se muestran como  producto terminados, bien o material en la mina de oro.

Por último, si bien la mano de obra representa el 46% del costo de producción de Goldcorp, sin energía, no habría trabajadores. Déjenme explicar. Un conductor de camión de carga gana mucho dinero porque el trabajo es muy estresante y requiere una cierta cantidad de mano de obra calificada. Sin embargo, todo lo que está haciendo el conductor del camión de acarreo es dirigir y controlar toda la ENERGÍA APROPIADA contenida en ese sistema de transporte.

No solo se requirió mucha energía y capital para producir ese camión de acarreo, la cantidad de diesel que quema el camión de acarreo es bastante alta. El Caterpillar 797F obtiene aproximadamente 0.3 millas por galón. Por lo tanto, todo lo que el conductor del camión de acarreo realmente está haciendo es controlar cómo se quema la energía. Sin el camión de transporte masivo y su capacidad para mover 200-400 toneladas de mineral a la vez, el trabajo humano manual tomaría bastante tiempo para mover ese mineral a la vieja usanza.



Por lo tanto, la mayor parte del trabajo hoy en día en la industria de la minería del oro consiste en controlar y manipular camiones, máquinas y sistemas de procesamiento que hacen la mayor parte del trabajo al consumir una enorme cantidad de energía. Mientras que los humanos podrían ser reemplazados por máquinas o más automatización, la energía no puede ser reemplazada. Un barril de petróleo tiene el equivalente de aproximadamente 10,000 a 20,000 horas de trabajo humano (dependiendo del salario).

Sin petróleo o energía, se necesitaría un gran ejército de trabajadores para producir oro hoy. En realidad, sería imposible producir cerca de los 110 millones de onzas de oro que tenemos actualmente.

Modelo global de erosión del suelo sin precedentes.








La actividad humana y el cambio de uso del suelo relacionado son la causa principal de la erosión acelerada del suelo, lo que tiene implicaciones sustanciales para el ciclo de nutrientes y carbono, la productividad de la tierra y, a su vez, las condiciones socioeconómicas mundiales. Aquí presentamos un modelo global de erosión del suelo sin precedentes (250 × 250 m) de alta resolución, utilizando una combinación de teledetección, modelado GIS y datos censales. Desafiamos los valores de referencia anuales de erosión del suelo como nuestra estimación, de 35.9 Pg año-1 de suelo erosionado en 2012, es al menos dos veces menor. Además, estimamos los efectos espaciales y temporales del cambio en el uso de la tierra entre 2001 y 2012 y la posible compensación de la aplicación global de las prácticas de conservación. Nuestros hallazgos indican un aumento general potencial en la erosión global del suelo impulsada por la expansión de las tierras de cultivo. Se prevé que los mayores aumentos se producirán en el África subsahariana, América del Sur y el sudeste asiático. Se ha descubierto que las economías menos desarrolladas experimentan las estimaciones más altas de las tasas de erosión del suelo.





Cambios específicos por país de la erosión media anual del suelo. Los paneles a y b comparten la misma leyenda. La escala cromática representa los porcentajes de aumento o disminución de las tasas promedio anuales de erosión del suelo obtenidas al comparar los valores basados en píxeles en cada uno de los 202 países bajo observación. a Cambio en la erosión del suelo entre 2001 y 2012 de acuerdo con el escenario base. La desviación entre los dos periodos observados depende únicamente del uso de la tierra y del cambio de la cobertura del terreno que se describe, combinando la información de cobertura del uso del suelo derivada del satélite con los datos del inventario agrícola.

b Cambio en la erosión del suelo entre 2001 y 2012 de acuerdo con el escenario de conservación. En este caso, el cambio porcentual de la erosión resulta del efecto combinado del uso de la tierra / cambio de la cubierta de la tierra y el efecto atenuante de las prácticas de conservación del suelo

La radioactividad de las aguas residuales del petróleo y gas persisten en los sedimentos de los ríos de Pennsylvania

Más de siete años después de que los funcionarios de Pensilvania solicitaran que se restringiera la eliminación de las aguas residuales de fracking cargadas de radio en las aguas superficiales, un nuevo estudio de la Universidad de Duke revela que persisten altos niveles de radiactividad en los sedimentos de las corrientes en tres sitios de vertido.



Fuente: Nicholas School of the Environment, Duke University
Fecha: 18 enero 2108


La contaminación proviene de la eliminación de aguas residuales de petróleo y gas convencionales  no frackeados, de acuerdo con las regulaciones estatales actuales, aún pueden tratarse y descargarse a las corrientes locales.

"No solo los fluidos de fracking son un riesgo; el agua vertida por  pozos de petróleo y gas convencionales, también contiene altos niveles de radio, que es un elemento radiactivo. La eliminación de estas aguas residuales provoca una acumulación de radio en los sedimentos de la corriente que se deteriora con el tiempo y se convierte en otros elementos radiactivos ", dijo Avner Vengosh, profesor de geoquímica y calidad del agua en la Escuela de Medio Ambiente Nicholas de Duke.

El nivel de radiación encontrado en los sedimentos de las corrientes en los sitios de disposición fue aproximadamente 650 veces mayor que la radiación en los sedimentos aguas arriba. En algunos casos, incluso excedió el nivel de radioactividad que requiere eliminación solo en sitios de eliminación de desechos radiactivos designados a nivel federal.

"Nuestro análisis confirma que esta acumulación de radioactividad se deriva de la eliminación de aguas residuales de petróleo y gas convencionales después de 2011, cuando las autoridades limitaron la eliminación de aguas residuales no convencionales", dijo Nancy Lauer, estudiante de doctorado Nicholas School que dirigió el estudio.

"Las relaciones de radionucleidos que medimos en los sedimentos y las tasas de descomposición y crecimiento de los elementos radiactivos en los sedimentos impactados nos permitieron esencialmente fechar la contaminación después de 2011", explicó.

Los investigadores publicaron sus hallazgos en un documento  revisado por pares el 4 de enero en Environmental Science and Technology.

Para llevar a cabo el estudio, recolectaron sedimentos de corrientes de tres sitios de vertido de aguas residuales en el oeste de Pensilvania, así como tres sitios río arriba, y analizaron los elementos radiactivos en los sedimentos. Las muestras se recolectaron anualmente de 2014 a 2017 en los sitios de disposición en Blacklick Creek en Josephine, en el río Allegheny en Franklin, y en McKee Run en Creekside.


"A pesar de que las aguas residuales  de petróleo y gas convencionales son tratadas para reducir su contenido de radio, todavía encontramos altos niveles de acumulación radioactiva en los sedimentos de la corriente que muestreamos", dijo Vengosh. "El radio está unido a estos sedimentos, y con el tiempo incluso una pequeña cantidad de radio que se descarga en una corriente se acumula para generar una alta radioactividad en los sedimentos de la corriente".

"Si bien restringir la eliminación de fluidos de fracking al medio ambiente era importante, no es suficiente", dijo. "Las aguas residuales convencionales de petróleo y gas también contienen radiactividad, y su eliminación al medio ambiente también debe detenerse".

Nathaniel Warner, un ex estudiante de doctorado en el laboratorio de Vengosh en Duke, quien ahora es profesor asistente de ingeniería civil y ambiental en la Universidad Estatal de Pensilvania, fue coautor del nuevo estudio.

Los fondos provinieron de la National Science Foundation (# EAR-1441497) y la Park Foundation.

domingo, 21 de enero de 2018

Remolinos temporales en el océano concentran los resíduos flotantes

Un experimento con la flotilla de sensores más grande jamás desplegada en una sola área proporciona nuevos conocimientos sobre cómo los desechos marinos, o restos flotantes, se mueven en la superficie del océano.



El proyecto usó cientos de boyas de deriva plásticas blancas biodegradables en varios experimentos para imitar cómo los  restos flotantes viajan en el océano.


Fuente: University of Washington
Fecha: 18 Enero 2108


El experimento realizado en el Golfo de México, cerca del sitio del derrame de petróleo de Deepwater Horizon, colocó cientos de sensores a la deriva para observar cómo se mueve el material en la superficie del océano. En lugar de extenderse, como predecirían los cálculos actuales, muchos de ellos se agruparon en un grupo reducido.

Los resultados son prometedores para la limpieza de la contaminación marina y tienen implicaciones más amplias para la ciencia oceánica. El documento de acceso abierto se publicó la semana del 16 de enero en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

"Observar objetos flotantes dispersos en una área del tamaño de una ciudad concentrarse en una área más pequeña que un estadio de fútbol fue simplemente increíble", dijo el primer autor Eric D'Asaro, profesor de oceanografía de la Universidad de Washington. "Sabíamos que habría algo de concentración, pero la magnitud vista fue bastante impresionante".


La ciencia de los libros de texto predeciría que el material en el océano simplemente se difuminaría, es decir, se separaría o fluiría con las corrientes. Pero investigaciones recientes han comenzado a explorar el papel de los frentes y vórtices oceánicos, y un estudio de 2015 mostró que los remolinos de pequeña escala empujan al fitoplancton hasta cientos de pies por debajo de la superficie del agua.


El nuevo estudio muestra que tales remolinos pueden arrastrar restos de una amplia área. Si los científicos pudieran de alguna manera observar o predecir este comportamiento de canalización, podría ayudar a limpiar derrames de petróleo o recuperar plásticos marinos y otros desechos flotantes.

"La esperanza es aplicar esto en proyectos de limpieza del océano, pero primero tenemos que descubrir cómo observar o predecir dónde ocurrirán estas concentraciones", dijo D'Asaro.

La investigación fue financiada por la  Gulf of Mexico Research Initiative   respaldada por la industria.


Para la campaña de campo de 2016, el coautor Tamay Özgökmen y su equipo de la Universidad de Miami diseñaron sensores a la deriva económicos que están construidos con plástico biodegradable para que se puedan desplegar cientos a la vez. Durante un crucero de invierno, el equipo colocó los instrumentos a unos 75 kilómetros de la desembocadura del río Mississippi, en un área donde el agua fresca y fría del río se encuentra con agua más salada, más cálida y más densa del Golfo de México. El crucero desplegó más de 1.000 boyas a la deriva, lo que lo convierte en el mayor despliegue de derivaciones oceánicas con seguimiento individual en un solo lugar para ver cómo se comportan como grupo.


Un grupo de 326 boyas fue lanzado inicialmente en febrero de 2016 en un patrón de cuadrícula en el Golfo de México. Los puntos blancos del video se dispersan, pero los puntos rojos se agrupan en un área del tamaño de un campo de fútbol.

El experimento em el que se centra este estudio arrojó 326 drifters en una cuadrícula con un espaciado de 1 kilómetro en el transcurso de aproximadamente 16 horas. Ocho días más tarde, aproximadamente la mitad de los drifters estaban contenidos en un círculo del tamaño de 60 metros (200 pies), un área 400 veces más pequeña que cuando comenzaron. Las observaciones submarinas muestran un bulbo de agua de mar que se precipita simultáneamente en esta ubicación.

"Es muy parecido al vórtice giratorio que se forma en una bañera: el agua se hunde en una región pequeña, pero el agua de una región mucho más grande se mueve hacia el vórtice", dijo D'Asaro.

Los drifters se mantuvieron flotando en la superficie. Permanecieron agrupados durante aproximadamente 10 días y luego se dispersaron lentamente durante las siguientes semanas. Mientras tanto, la otra mitad de los drifters simplemente se extendía sobre un área de 100 kilómetros, como predecirían los cálculos tradicionales.


"Esta es probablemente la forma en que el intercambio vertical en el océano finalmente funciona", dijo el segundo autor Andrey Shcherbina, un oceanógrafo del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de Washington. "Aunque pensamos en la mezcla oceánica como un proceso a gran escala, una vez que comenzamos a mirar más de cerca, comenzamos a darnos cuenta de que en realidad podría ocurrir episódicamente, en escalas muy pequeñas, en puntos de acceso seleccionados que parpadean aquí y allá".

Los hallazgos también tienen implicaciones más amplias sobre cómo se comporta el océano. Si la mezcla ocurre en escalas más pequeñas, y el material menos boyante es aspirado hacia el vórtice, los modelos de grano más fino podrían captar mejor los procesos como la floración de las plantas marinas, el transporte de carbono y la circulación del agua.

"Ha habido crecientes razones teóricas para creer que algo así debería suceder, y algunas mediciones previas que respaldaron esas ideas", dijo D'Asaro. "Pero creo que este será un experimento histórico, porque es tan dramático y fácil de entender".







El proyecto fue parte del Consorcio multiinstitucional para la Investigación Avanzada sobre el Transporte de Hidrocarburos en el Medio Ambiente, con sede en la Universidad de Miami. Otros coautores son Shuyi Chen en la Universidad de Washington; Jody Klymak en la Universidad de Victoria; Jeroen Molemaker, James McWilliams y Roy Barkan en la Universidad de California, Los Ángeles; Guillaume Novelli, Cédric Guigand, Angelique Haza, Brian Haus y Edward Ryan de la Universidad de Miami; Gregg Jacobs en el Laboratorio de Investigación Naval; Helga Huntley y A.D. Kirwan Jr. en la Universidad de Delaware; Nathan Laxague en la Universidad de Columbia; Falco Judt en el Centro Nacional de Investigación Atmosférica; y Andrew Poje en el Colegio de Staten Island.

(Vea más fotos del crucero de despliegue.)

Fracaso de cultivos en los Andes

Investigador de la Universidad de Miami simula cómo el cambio climático puede afectar la producción de cultivos en los Andes rurales.


Kenneth Feeley, presidente de Smathers de Tropical Tree Biology en el Departamento de Biología de la Universidad de Miami, es un experto en el estudio de los efectos del cambio climático en los bosques tropicales. Desde las montañas del Perú hasta las tierras bajas del Amazonas, Feeley examina las ramificaciones del cambio climático en los árboles y otras especies que comprenden los diversos bosques de estas regiones. Sin embargo, recientemente, Feeley cambió su enfoque del estudio de los bosques tropicales al examen de los impactos del cambio climático en las comunidades rurales de Perú.


Como coautor de un estudio publicado en Global Change Biology, Feeley, junto con su colega biólogo, Richard Tito, un indígena nativo quechua de la región y primer autor del estudio, descubrió que los tiempos difíciles están por venir para los agricultores rurales que cultivan los alimentos básicos de los Andes cultivos-maíz y patatas.

"La investigación se ejecutó en una parte muy remota de Perú", dijo Feeley. "Estábamos tratando de ver cómo las prácticas agrícolas tradicionales de las personas en las montañas altas de los Andes se verán afectadas por el cambio climático, así que realizamos una serie de experimentos para simular diferentes escenarios bajo el calentamiento global".

En el primer experimento, los investigadores simularon lo que sucedería si los agricultores continúan cultivando las mismas áreas en medio del aumento de las temperaturas. Para hacer esto, cultivaron maíz más abajo en la montaña, donde las temperaturas son ligeramente más altas. "Llevamos suelo de donde normalmente se cultiva el maíz porque el suelo en la cima de la montaña es diferente en textura y nutrientes que el suelo en las elevaciones más bajas", dijo Feeley.

Una de las parcelas experimentales de maíz.


La simulación reveló que, con solo un pequeño aumento de temperatura de 1.3 grados a 2.6 grados, casi todas las plantas de maíz fueron destruidas por aves invasoras y plagas de  insectos. A las plantas de papa les fue peor. Cuando las papas se cultivaban a elevaciones más bajas (pero en su suelo normal), la mayoría de las plantas morían y las papas que sobrevivían eran de tan baja calidad que no tenían valor de mercado.


En una segunda serie de experimentos, los investigadores simularon lo que sucedería si los agricultores intentansen contrarrestar el aumento de las temperaturas moviendo sus granjas de maíz a elevaciones más altas. (Los cultivos de papa ya se cultivan a lo largo de los picos de las montañas, por lo que mover esas granjas más alto no es una opción.) Para lograr esta simulación, los investigadores cultivaron maíz bajo temperaturas normales pero en suelos transportados desde elevaciones más altas. Cuando se cultiva a mayor altura, las plantas de maíz sobreviven, pero la calidad y cantidad de la cosecha se reduce en gran medida.

"Encontramos grandes disminuciones en el rendimiento, la calidad y el valor de mercado del maíz y las papas plantadas en estas condiciones futuras simuladas", dijo Feeley. "Cabe destacar que gran parte de la disminución se debió a un mayor daño por plagas, algo que a menudo no se tiene en cuenta en los estudios de invernadero o de laboratorio. Dada la extrema importancia de estos cultivos básicos para las comunidades andinas, nuestros hallazgos pueden tener implicaciones enormes y aterradoras ".


Ataques severos de orugas perforadoras en plantas de papa crecidas bajo temperaturas más  cálidas (Crédito de la foto: Richard Tito) 


El estudio midió los cultivos durante una temporada de crecimiento en el remoto área de Huamburque de la cuenca del Amazonas andino, donde las elevaciones oscilan entre los 3.000 y 4.000 metros. Desafortunadamente, dijo Feeley, los agricultores de esta zona rural de Perú carecen de los medios para comprar variedades genéticamente modificadas de maíz o papa, así como pesticidas para eliminar las plagas o los fertilizantes comerciales.

"Las pequeñas comunidades en lugares rurales no cuentan con la tecnología o el acceso al mercado para adaptarse rápidamente al cambio climático", dijo Feeley. "Algunos agricultores podrían cambiar su cultivo a una variedad que sea tolerante a temperaturas más altas, pero muchos carecen de los recursos para salvar sus cultivos mediante el uso de bombas de riego o fertilizantes. Estos agricultores están en peligro, al igual que millones de personas que dependen de estos cultivos en los Andes de Colombia, Ecuador y Bolivia ".


Agricultor peruano de papa


El estudio "El cambio climático global aumenta el riesgo de pérdidas de cosechas e inseguridad alimentaria en los Andes tropicales" se publicó en la revista Global Change Biology.

sábado, 20 de enero de 2018

El oxígeno está desapareciendo de nuestros océanos a un ritmo alarmantemente rápido





Fuente: Newsweek
Fecha: 5 Enero 2018

El océano se está quedando sin oxígeno a una velocidad acelerada, y el agotamiento podría ahogar hasta la muerte gran parte de la vida marina que estas aguas soportan. Una amplia revisión publicada el jueves en Science documentó las causas, consecuencias y soluciones de lo que técnicamente se llama "desoxigenación". Descubrieron un aumento de cuatro a diez veces en áreas del océano con poco o nada de oxígeno, lo que los investigadores dicen es alarmante porque la mitad del oxígeno de la Tierra se origina en el océano.


El oxígeno es crucial para la vida marina en los océanos. Sin oxígeno, la vida marina morirá o se reubicará. "La vida animal en el océano necesita oxígeno para respirar", dijo a Newsweek Lisa Levin, coautora del estudio y oceanógatra biológica de Scripps Institution of Oceanography en la Universidad de California en San Diego. "Si queremos un océano saludable, necesitamos un océano con oxígeno".


Un hombre camina por la playa frente a los mares agitados causados por la tormenta Eleanor en Portreath, en Cornwall, Inglaterra, el 3 de enero.


El equipo de científicos pertenece al grupo de trabajo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de las Naciones Unidas, creado en 2016 y llamado Global Ocean Oxygen Network. Observaron que la cantidad de agua en el océano abierto sin oxígeno se ha cuadruplicado en 50 años. Es más del doble de malo para las aguas costeras, como estuarios y mares. En esos sitios, las áreas con poco oxígeno se han multiplicado por diez desde 1950. Este documento es el primero en analizar tanto las aguas oceánicas como las costeras, que a menudo se estudian por separado.

La desoxigenación resulta directamente en la devastación de los medios de subsistencia de las personas. Según los investigadores, el sacrificio de peces en una sola ciudad de Filipinas costó más de $ 10 millones. Los arrecifes de coral tienen un valor de $ 172 mil millones por año, según el Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian. Los corales ya estresados ​​y decolorados, causados ​​por el aumento de la temperatura de la superficie del mar, también pueden verse perjudicados por la falta de oxígeno. "Hay muchos medios de vida que dependen de un océano sano que no huele y que tiene muchas cosas muertas en "Cuando el oxígeno llega a ser muy bajo en el océano, los animales se van si pueden", agregó Levin. Esas especies se trasladarán, se comerán o morirán de hambre.

Pescadores paquistaníes trabajan en el mar durante el atardecer cerca de la ciudad portuaria de Karachi el 31 de diciembre de 2017.

El cambio está relacionado con temperaturas oceánicas más cálidas. "El agua más caliente contiene menos oxígeno", explicó Levin. Además, el aumento de la temperatura de la superficie hace que sea más difícil para el oxígeno llegar a partes relativamente profundas del océano. La mayoría de la pérdida de oxígeno ocurre entre 300 y 2200 pies de profundidad. Como referencia, algunas partes del océano tienen 7 millas de profundidad. El oxígeno generalmente se reabastece cuando el agua superficial se mezcla con el agua más profunda, pero cuando los océanos están más calientes, hay menos mezcla vertical. Una segunda fuente de desoxigenación también afecta las aguas costeras. Aunque este problema no tiene nada que ver con las aguas más cálidas causadas por el cambio climático inducido por el hombre, los humanos no están fuera del alcance. El exceso de nutrientes de la agricultura y las aguas residuales causa un crecimiento excesivo de algas. El proceso de descomposición de las algas consume el oxígeno en un proceso llamado eutrofización, dijo Levin. Según los investigadores, las "zonas muertas" donde el oxígeno se hunde tan bajo que los animales se asfixian y mueren se encuentran en la Bahía de Chesapeake y el Golfo de México. Un mejor tratamiento de aguas residuales, prácticas agrícolas y leyes como la Ley de Aire Limpio han ayudado a la recuperación en Chesapeake, según los autores. Esa recuperación, señalan, es un ejemplo de que las personas pueden mejorar los niveles decrecientes de oxígeno.

Las zonas con poco o ningún oxígeno reducen los hábitats para la vida marina, pero los investigadores dijeron que incluso pequeñas reducciones de oxígeno pueden causar problemas. La falta de oxígeno suficiente puede impedir el crecimiento en los animales, dañar la reproducción y provocar enfermedades o la muerte. También puede causar la emisión de un gas de efecto invernadero llamado óxido nitroso al aire. El óxido nitroso es hasta 300 veces más potente que el dióxido de carbono, según los investigadores.
"La disminución en el oxígeno del océano se encuentra entre los efectos más graves de las actividades humanas en el medio ambiente de la Tierra", dijo en un comunicado Denise Breitburg, autor principal y ecólogo marino del Centro de Investigación Ambiental Smithsonian. Pero, dijo Breitburg, las personas pueden resolver el problema. "Detener el cambio climático requiere un esfuerzo global, pero incluso las acciones locales pueden ayudar con el descenso de oxígeno impulsado por nutrientes".

Los autores ofrecieron un enfoque de tres frentes para resolver el problema: abordar la contaminación de nutrientes y el cambio climático; proteger la vida marina de más estrés; y mejorar el seguimiento a bajo nivel de oxígeno a escala global. "Hacer frente al cambio climático puede parecer más desalentador, pero hacerlo es fundamental para frenar el declive del oxígeno en nuestros océanos y para casi todos los aspectos de la vida en nuestro planeta", dijo.